anatidas‎ > ‎

Oca Rizada del Danubio

© Mêlée Island -- Novedad 2009 -- Se le llama comúnmente oca rizada , a este precioso ganso doméstico, que recibe también las denominaciones 'danubiana' y 'oca de Sebastopol', puede alcanzar un buen tamaño, con un peso superior a los 5 kg. La cabeza redondeada, con 'cogote' marcado, pero no excesivo; presenta pico robusto, bien proporcionado, de color rosado fuerte o rosado coral.
© Mêlée Island
Pareja de Oca Rizada del Danubio
Los ojos, pequeños, destacan netamente en la nívea blancura del plumaje. El cuello, bastante largo, vertical, se va ensanchando en su parte interior, correspondiente al buche, así como a la unión con el cuerpo, robusto y macizo, que no da impresión de pesadez. Las patas, perfectamente palmeadas, son de color rosado, fuertes y más bien cortas. El plumaje es completamente blanco y en el dorso primero, pero también en los flancos, las plumas se transforman, adquiriendo una longitud especial y una textura 'rizada' muy particular, que origina el nombre vulgar del animalito.

© Mêlée Island
Hembra Oca Rizada del Danubio
No existe dimorfismo sexual aparente, aunque los machos suelen ser algo mayores, con el cuello más largo, cabeza más 'cuadrada' y su voz más aguda que la de sus compañeras.
Seleccionada, hace muchos años, a partir de ejemplares de oca blanca común, parece que su patria de origen ha de buscarse en Europa oriental, aunque existen teorías que adjudican a los holandeses la formación y fijación de la raza.

© Mêlée Island
Detalle del torso rizado
Tiene una longevidad de Quince-dieciséis años, si bien se citan excepcionales registros de más de veinticinco años. Pueden vivir en pequeños grupos, estrictamente jerarquizados, que solamente necesitan una zona de parque, sembrada de césped, una lámina de agua o estanque, de fácil acceso y los correspondientes cobertizos secos, limpios y acondicionados, de forma que no existan humedades.
Durante el invierno ha de cuidarse particularmente el estado de los locales cerrados, evitando eventuales charcos helados que pudieran formarse si no se prevén bebederos especiales involcables.
© Mêlée Island
Macho Oca Rizada del Danubio
Forman grupos muy jerarquizados, típicos de estas anseriformes, que requieren una pequeña superficie de estanque. Para su reproducción han de formarse grupos estables, con un macho y cinco o seis hembras, que hayan establecido su orden de jerarquía. Se dispondrán al menos dos nidales por hembra, aumentando su atractivo al colocar un huevo falso de piedra.

© Mêlée Island
Pareja Oca Rizada del Danubio
La oca incuba celosamente una puesta variable, que puede superar los 15 huevos. Estos eclosionan a partir de los veintiocho días y puede acompañar a su madre a las pocas horas de nacer.